doghouse parte IV

Esto se empieza a parecer a la saga de Rocky Balboa… aunque creo que esta es la última entrada con el doghouse como protagonista. Durante la primera semana de septiembre he cortado las aperturas delanteras y laterales del doghouse y les he puesto un plexiglass fino de 2mm. Cuando haya arenado y pintado la cubierta y falte poco para botar el velero sustituiré ese plexiglass, extremadamente fino, por el de 12mm que es, según norma, el espesor que debería de tener.

Durante la segunda semana, el tiempo atmosférico en Tarifa fue algo  inestable y anunciaban viento del Sur y lluvias, así que corté las chapas en dos tandas, para que me diera tiempo a realizar las plantillas de cartón para los cortes de la plancha grande de plexi.

Así que empecé por babor. Primero las esquinas, con coronas de 20, 30 o 40 mm, dependiendo del ángulo de la esquina

20150914_121727

inicio de la apertura de las ventas de babor del doghouse

20150914_121735Dejando un espacio de apoyo del plexi de 30mm entre el borde y el final del marco aseguramos un correcto asiento a la vez que creamos un espacio que lleno de Sikaflex nos impermeabilizará la unión.

 

20150915_141939

Primera ventana abierta, desde el interior.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

20150914_131817

la banda de Br abierta

20150914_12421020150914_12421820150914_131821

Los cortes los realizo con una miniamoladora de 125mm y un disco de corte fino. La línea es la trazada por la paralela al marco menos los 30mm que ya he comentado.

Continúo con los dos frontales…

20150914_14381920150914_143831

 

Y abro la pequeña apertura del casco , y ya empieza a ser tarde para hacer tanto ruido.

20150915_164429

ventanas de casco verticales que corresponden al camarote de popa

20150915_164442

Me pongo con las plantillas en cartón, luego las paso al plexi, las líneas rectas las remarco con una regla y las curvas… son un intento que no termina de ser la curva original por la dificultas de cortar el cartón siguiendo una línea con esa forma. Me va a tocar retocar los plexis un par de veces para que ajusten a su medida.

La plantilla de cartón va al límite del marco, pero debo dejar unos milímetros para que el plexiglass pueda dilatarse con el calor y no se quiebre. Con las líneas rectas es muy sencillo, el problema viene con reducir esos milímetros en las zonas curvas. Cuando quiero terminar, el sol ya está oculto y queda esa claridad en penumbra o esa penumbra clara… Pongo un generoso cordón de sika y aprieto levemente la plancha.

20150914_210333

 

Al día siguiente por la mañana, termino de cortar las dos laterales de estribor

20150915_11335020150915_14191220150915_113416

coloco los plexi que faltan y procedo a sellar los bordes con más sika.

20150915_164042

operación “plexi” terminada.

20150915_14204020150915_14202920150915_142016

En total he usado cuatro discos de corte, uno de milhojas, un par de limas, dos botes y medio de Sika, coronas de 20, 30 y 40mm y el material de seguridad personal (gafas de seguridad, orejeras, mascarilla y guantes).

20150915_203816

el resultado final

 

 

 

¿Playa o montaña?

El equipo de Mintyachts,  ha terminado las grandes soldaduras. Jimmy y Manolo se han peqado un buen tute, soldando la modificación de la bañera. Hemos levantado las brazolas unos 200mm, la terminación de popa otros 200, cambio de las tapas de acceso al tambucho de popa. El crashbox que separa dicho tambucho del resto del barco. Las galletas que alojarán los winches, bajar el piso de la mitad de la bañera para poder estar de pie dentro del doghouse. El propio doghouse… en fin,  un mes de enero y parte de febrero con mucha actividad.

 

 

brazola
popayescalon

Detalle de la popa del Nerea, con un escalón y su nueva tapa de tambucho y de la brazola de Br.

 

Hemos llegado a ese punto, dónde me tengo que inclinar por uno de los dos caminos que tengo que recorrer para terminar:

  •  continúo con los interiores, fontanería, electricidad y carpintería
  •  continúo con los exteriores. Lija, Schochbritte, masilla y pintura de cubierta y obras viva y muerta.

La verdad es que me apetece mucho meterme con el interior. Yo creo que en parte es porque lo que más cómodo me siento. No es un camino ignoto. Tengo dudas y ciertas cautelas, porque no es lo mismo hacer instalaciones paralelas que una completa… y por otra parte, empezar a vestir el barco por dentro es como empezar a oler el mar.

Peeero, la realidad se vuelve a imponer. Si empiezo por el interior, las escotillas y portillos, van a estar puestos de cualquier manera, a medio siliconar. Tendré que levantarlos en dos o tres ocasiones para diferentes  tareas y no me apetece mucho que lo que tenga terminado se me llene de tierra con las levanteras de Tarifa. Así que le  voy a dedicar el siguiente paso a lijar, enmasillar y dejar listo para pintar el casco.

Pero yendo paso a paso, la semana que viene. Amoladora en mano, voy a ver si trato de dejar fino las soldaduras  y me pienso si merece la pena un chorreo del casco previa capa de imprimación. O si bien le meto horas a la lija y al Schochbritte.

bañera

Vista de la bañera del Nerea desde popa, con el rebaje de la parte de proa del suelo y sin el doghouse.