Marcos de portillos y escotillas

Estamos preparando la colocación de los cristales del barco. Esto lleva un capitulo aparte, pero una de las cosas más complicadas para terminarlo decentemente son los embellecedores de estos portillos, de las escotillas y de la zona acristalada. Cuando se compra un portillo o escotilla y el grosor de aislamiento es el de un barco de serie, se tiene la opción de comprar un embellecedor ajustado al tamaño.

No es nuestro caso, aunque ojalá lo fuera… la verdad es que es bastante pesado hacer todo a medida…

Pero bueno, esto es lo que se eligió… así que, manos a la obra.

Antes de continuar, hay que advertir, que aunque se podría usar cristal templado, el peso y el coste lo desaconseja. En los barcos, se usa habitualmente policarbonato o plexiglás o metacrilato… con un tinte ahumado que protege de los rayos UV. Pero como dije, esta información más decentemente explicada irá en otro capítulo.

Elena ajustando los marcos de los portillos

primera fase de la escotilla del salón

los marcos de los ventanucos del camarote de popa terminados

Para los marcos, decidimos usar madera flexible de 5mm. Para ayudar a esos ángulos cerrados, la doblamos con vapor de agua. Este vapor lo sacamos de un hervidor casero, así que el método es… bueno eficaz, que es lo que importa. Una vez que tiene forma, se le da un repaso a las faltas o imperfecciones con masilla epoxi, que además de igualar nos da rigidez a la estructura. Lija, primer y un par de manos de pintura de dos componentes con pistola, que lo deja francamente bien. O al menos a nosotros nos lo parece.

SUELO

Hace muchos meses que no se actualiza este blog. No es que hayamos desistido en nuestro proyecto de construcción del velero Nerea. Pero la vagancia alimentada por el cansancio son malas guías.

Cada día avanzamos un poco más y estamos un poco más cerca de tocar el agua. Pero durante la propia construcción ocurren imprevistos que retrasan que estemos flotando. Además de estos imprevistos, estamos afectados por infinidad de acontecimientos a nuestro alrededor que nos afectan en mayor o menor medida.

En verano me rompí el metatarsiano de la mano derecha. Escayola al canto y sin actividad hasta septiembre. Ahora mismo, en enero del 2020, estoy esperando al beneplácito del médico porque a primeros de diciembre me operaron del túnel carpiano y del túnel cubital. Otro mes y medio de estar a medio gas… Aun así avanzamos…

 

Entre los avances podemos decir que el suelo  es uno de ellos. Realmente sólo hemos colocado la mitad del suelo del barco…

No hemos usado la madera con líneas tan típicas en veleros. Ni hemos usado un linóleo que imita a la madera… hemos usado tablones de 15 mm de plywood marino con un recubrimiento antideslizante y ultraduro que se usa habitualmente para suelos de camiones o zonas de mucho transito y mal cuidado en sitios industriales. El dibujo es un hexágono y el color está entre el marrón muy oscuro y el negro. Dependiendo de la intensidad y fuente de luz.

tapa del registro con bordes en aluminio anonizado

 

Elena lijando los bordes de los registros para que quepan las tiras de aluminio anonizado

 

 

Detalle del suelo del salón con el pie de mesa y los registros.

 

suelo del salón con el pie de mesa y registros.

suelo de la zona de proa del barco.

 

 

 

NOTA: como no funcionan los comentarios, si necesitas alguna aclaración de este post o de cualquier otro, te invito a que me dejes un mensaje en el siguiente correo electrónico

veleronerea@gmail.com

El cuarto de baño

Una de las decisiones que más se sufren a bordo es la distribución inicial del interior del barco. Compaginar la comodidad con la funcionalidad es una tarea que lleva muchos croquis, tiempo, consultas y rectificaciones. Y de vuelta al inicio…

En mi experiencia con mis dos veleros anteriores, una de las cosas que echaba de menos era el confort de poder darte una ducha en el interior del barco sin tener que mojar todo el cuarto de baño. Así que desde un principio pensamos en tener un espacio dedicado en exclusiva a la ducha.

Este espacio, dado el tamaño de la embarcación, debía de ser lo suficientemente pequeño para no desperdiciar el escaso espacio y lo suficientemente grande para poder tener una higiene sin hacer contorsiones.

Además, el espacio dedicado al tanque de aguas negras, en cumplimiento con la normativa MARPOL, las tuberías, lavamanos,  WC y armario húmedo para los trajes de agua comen rápidamente el sitio destinado al cuarto de baño.

La zona elegida es la más próxima a la escalera de bajada en Estribor. Justo frente a la cocina. El cuarto de baño, además, dará acceso al atelier del velero.

Lo primero fue colocar los mamparos divisorios. Para ello, hacemos la imprescindible maqueta de formas del casco 1:1. Usamos chapa de madera de 3 mm. Y el lado más alto, de casi 2000mm usamos un perfil de aluminio para asegurarnos la recta de altura.

Una vez hallada la forma, lo llevamos sobre la plancha real para cortarla. En esta ocasión y, por estar en una zona especialmente húmeda, vamos a dejar de lado el contrachapado marino y vamos a colocar un material compuesto por un material sintético prensado con alguna resina y terminado en una superficie blanca que comercializa la casa bajo el nombre de Fundermax. Inalterable al agua y ultraresistente. Veremos…

Cortamos y lo colocamos…

Así con los tres mamparos… que quedan fijados a sus cuadernas respectivas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

el Mamparo que espera la ducha del resto del cuarto de baño, tiene un poco más de trabajo encanto a los ajustes. Así que decido hacer un provisional de DM para no cortar el Fundermax alegremente, y que es bastante más caro que el tablero marino.

Mamparito de DM entre la ducha y el resto del cuarto de baño

Mamparito definitivo de Fundermax, entre la ducha y el resto del cuarto de baño

Después de colocar el resto de las placas de aislamiento, toca el forro. En este caso también de Fundermax, pero en esta ocasión de 3mm en vez de los 6 de los mamparos. Pero antes de cortar los definitivos, lo hago en contrachapado de 3mm. El resultado del proceso y del final es este:

forro de la ducha de contrachapado de 3mm

 

 

 

 

 

 

 

forro de contrachapado de la ducha de 3mm

Forro definitivo de la ducha de Fundermax 3 mm

Forro definitivo de la ducha en Fundermax

Como la forma del plato de ducha no es regular, se toman medidas y se hace de aluminio con terminación de masilla. Este es el proceso:

Primer acercamiento al plato de ducha

Plato de ducha soldado.

 

plato de ducha terminado con sumidero. Acabado en aluminio

detalle del sumidero

plato de ducha con imprimación y masilla listo para pintar

detalle de la esquina del sumidero con masilla para ayudar a que todo el agua desagüe con facilidad

Esto es el inicio del cuarto de baño. Aun queda colocar los tubos de los grifos de fondo, el tanque de aguas grises, el de aguas negras, muebles, WC… iré ampliando el proceso a medida que lo vaya haciendo…