Marcos de portillos y escotillas

Estamos preparando la colocación de los cristales del barco. Esto lleva un capitulo aparte, pero una de las cosas más complicadas para terminarlo decentemente son los embellecedores de estos portillos, de las escotillas y de la zona acristalada. Cuando se compra un portillo o escotilla y el grosor de aislamiento es el de un barco de serie, se tiene la opción de comprar un embellecedor ajustado al tamaño.

No es nuestro caso, aunque ojalá lo fuera… la verdad es que es bastante pesado hacer todo a medida…

Pero bueno, esto es lo que se eligió… así que, manos a la obra.

Antes de continuar, hay que advertir, que aunque se podría usar cristal templado, el peso y el coste lo desaconseja. En los barcos, se usa habitualmente policarbonato o plexiglás o metacrilato… con un tinte ahumado que protege de los rayos UV. Pero como dije, esta información más decentemente explicada irá en otro capítulo.

Elena ajustando los marcos de los portillos

primera fase de la escotilla del salón

los marcos de los ventanucos del camarote de popa terminados

Para los marcos, decidimos usar madera flexible de 5mm. Para ayudar a esos ángulos cerrados, la doblamos con vapor de agua. Este vapor lo sacamos de un hervidor casero, así que el método es… bueno eficaz, que es lo que importa. Una vez que tiene forma, se le da un repaso a las faltas o imperfecciones con masilla epoxi, que además de igualar nos da rigidez a la estructura. Lija, primer y un par de manos de pintura de dos componentes con pistola, que lo deja francamente bien. O al menos a nosotros nos lo parece.