el doghouse part. II

Hace un mes que la perrera está terminada. Bueno, para ser exactos, tiene las líneas definitorias y está en su sitio. Ya está soldada a la parte del doghouse que le corresponde en la cubierta. Aun faltan unos remates y ver cómo hacer la puerta…  La cosa es complicada, el barco está en el patio y en Tarifa el viento es una constante, así que no favorece mucho el trabajo de soldar en la calle…perrera12

Pero así, a lo bruto, puedo decir que ya está. Esto lo escribía en el mes de mayo… estamos en julio y hemos avanzado mucho, pero aun falta la puerta y abrir los huecos para el plexiglass. Avanzamos, aunque poco a poco. Muchas veces el avance es tan lento que me desespero.

El otro día, hablando con una persona que no tiene ni idea de barcos me preguntaba por la fecha en la que podremos botar la embarcación, a lo que yo le respondía lo mismo que llevo respondiendo desde que estoy con el proyecto -2014- un año y medio. A lo que me replica: bueno, eso más los imprevistos…

Los imprevistos… joder, no los había contemplado y es cierto que aparecen con demasiada facilidad y en multitud de formas diferentes. Unos son totalmente fortuitos, que si sopla Levante desde hace una semana y no se puede soldar, que si las chapas de aluminio se han perdido y han aparecido en Gijón, que si la herramienta no funciona… entonces uno se da cuenta de que además de las casi 8 horas de viaje, me cuesta casi un día en arrancar y ponerme el chip de barco y quitarme el de El Periódico… los tiempo son diferentes.

En la mar el tiempo se mide de otra manera y hay que saber adaptarse a cada momento, y procurar no luchar contra los elementos… y si no que se lo digan a Felipe II y a lo que llamó la Empresa de Inglaterra en 1588.  Donde pretendió invadir Inglaterra y destronar a Isabel I. Acabando en el Tratado de Londres de 1604, tras 16 años de guerra.

El monarca español, armó una gran flota desde España, Portugal y Países Bajos (todos ellos dominios de la corona española) que se llamó Grande y Felicísima Armada, bajo el mando del Sanluqueño Duque de Medina-Sidonia, Alonso Pérez de Guzmán Grande de España. Mando que le cayó de refilón, ya que el almirante Alvaro de Bazán falleció poco antes de que zarpara la flota. Felipe, al que se le atribuye un lío de faldas con la princesa de Éboli,  insistió en nombrarle capitán general del mar Océano. Fue obligado a ir a pesar de sus declaraciones acerca de su inexperiencia, falta de capacidad y sus mareos constantes en el mar. Tras el desastre, le acusaron de mostrar falta de coraje y regresó completamente enfermo por los sufrimientos de la campaña.. El duque retuvo sus títulos de Almirante del Océano y Capitán General de Andalucía incluso con el desprecio que expresaba por él la nación entera.

El resultado lo sabemos todos, la Grande y Felicísima Armada, se metió de lleno en las borrascas del Canal de la Mancha y sólo regresaron un tercio de los navíos enviados por Felipe II, los ingleses bautizaron a esta, como la Armada Invencible, para mayor humillación naval y militar…

armadainvencible

Lo que nadie se esforzó en contarnos en la escuela, es que además de la famosa frase atribuida a Felipe II de que no he enviado a mis naves a luchar contra los elementos… es que un año más tarde los ingleses, hicieron lo mismo, juntaron un montón de buques -mayor que el español- de guerra y un montón de marinos y soldados y pusieron rumbo a la Península Ibérica su ContraArmada o Armada Inglesa. El resultado fue un estrepitoso fracaso. Esto situó de nuevo al conflicto de las dos naciones a su Status Quo inicial.

Resumiendo, hay que adaptarse al entorno y avanzar así… o si no, corres el riesgo de hundirte…

 

 

 

Deja un comentario