El doghouse. Diseño y construcción

Un doghouse -casa de perro-  es la voz inglesa para definir una capota antirrociones, usualmente cerrada pero sin llegar al concepto de pilothouse.  Instalé en mi segundo barco, el RUAJ – en la foto–  una capota antirrociones en primavera de 2011. Hasta ese momento, el “sentir” el viento, mojarse con la salpicadura de la mar sobre cubierta era lo normal. Acostumbrado a viajar en moto, estos detalles son conocidos. Era la parte menos atractiva de navegar.

A las 2 millas de salir de puerto con mi capota, navegando de ceñida rumbo a Baleares desde Torrevieja, en el Sur de la provincia de Alicante, la diferencia fue abismal. Muchísimo más confortable, algo comparable con viajar en moto con cúpula o sin ella.

Al enfrentarme a este nuevo proyecto, tenía muy claro que quería una supercapota. Ya que el casco es de aluminio, mejor soldada, ¿no? solidaria con el resto del barco. ¿Y si puedo navegar seco, caliente y en cubierta? No busco un barco con pilothouse, para eso hubiera buscado el modelo Norman en vez del Caribbean, por ejemplo. Pero si que quiero tener un poco de confort. Contra el frio de la noche de verano o de invierno, contra el viento …

Así que desde las primeras conversaciones con Gregory de MINTYACHTS, la “perrera” empieza a tomar forma.

Charles Snelling, en la Nomenclatura de los Buques, publicación Naval de Sistemas Marítimos Británicos: Durante la trata de esclavos, los esclavos fueron embalados en todos los nichos disponibles a bordo de los barcos de esclavos, incluyendo las cabinas de los oficiales. Los oficiales dormían en cubierta en cajas semi-cilíndricas, apodadas “casas de perro.” La expresión “en la casa del perro” se afianzó para describir estar en una situación difícil debido a la extrema incomodidad de dormir en estas cajas.

Muchas fases han pasado. Primeros bocetos dibujados con el Rinho por Jérémie en MINTYACHTS hasta la perrera sobre el barco. Muchas ideas proyectadas, desechadas, reusadas… en fin, lo normal en un proyecto de este tipo.

2014-11-26 23.30.12

Fase de proyección de la capota dibujada en Rinho

2014-11-26 23.32.23

otra proyección

 

Una cosa es el dibujo y otra la realidad… había que probar con el volumen real sobre el barco… así que empezamos con la maqueta de cartón… realmente muy complicada de mantener… estamos en Tarifa y el viento siempre está presente y es el protagonista… y la semana que estábamos con los cartones había un poco de Levante…

perrera91

Jérémie con una plancha de cartón

 

 

 

 

 

 

 

Ya hemos determinado la altura de la “perrera”… sobre 1600 mm. Me llega a la altura del bigote… ¿y la forma?

perrera90

Tomando forma

 

 

 

 

 

 

Una perrera así de contundente, implicaba hacer otra serie de modificaciones en la bañera. Como no puede ser de otra manera en un barco, empiezas soltando un tornillo, y acabas cambiando medio barco.

Las dimensiones de la perrera obliga a subir la altura de las brazolas. Las brazolas más altas obligan a subir el espejo de popa… Todo esto se mejora si bajamos el piso de la bañera, en la zona de la perrera… toda la modificación de la bañera la dejo para otra entrada…

Dejamos madurar la idea y dimensiones de la perrera unos meses, y mientras  fundimos plomo, añadimos un tercer cadenote para retrasar las crucetas del mástil hasta los 20º, cerramos la zona de popa con un mamparo estanco, ponemos el “pie amigo”…

Llega el otoño y retomamos Gregory y yo el tema de la perrera. La idea original  empieza a flojear. El Nerea es un barco de pantoque vivo y no parece muy armónico ponerle un añadido tan curvado.

Pero un añadido con pantoques puede ser demasiada arista… así que tomamos el camino de en medio. Empezamos a cortar chapa… los dos laterales, el mamparo de cierre y la chapa que cierra…  es aspecto es un poco decepcionante. Muy rudimentaria… pero esto no es sino el inicio…

perrera44

mamparo de popa

perrera40

Vista desde arriba de la perrera con las chapas laterales y el mamparo

perrera41

La chapa lateral ya tiene algo de curva

 

Como para llegar hasta aquí ha habido que cortar la entrada y ya no hay puerta, colocamos un toldo para que el barco no se transforme en una piscina y se pueda soldar con cierta comodidad, dejando fuera el viento.

perrera46

Lateral y mamparo de popa sobre la cubierta. Los tubos son la estructura para la lona

perrera49

Una imagen de los primeros momentos de la perrera un poco más cerca

 

Por último, va la chapa del “tejadillo”, todo punteado. Las uniones son muy bruscas… pese a que los laterales mantienen la forma ligeramente curva de la cubierta.

perrera29

union lateral y techo del lado de Estribor

 

Otra visión de esta fase…

perrera53

Preparando la perrera para ser bajada del barco y meterla en el taller para continuar su construcción

…continuará

Deja un comentario