Cubierta III

Pues si… seguimos dale que te pego a la cubierta… en este tiempo de silencio blogueriano he de contaros que hemos avanzado bastante, aunque no puedo decir que no habrá una nueva entrada… espero que sea pronto para enseñaros el resultado casi-definitivo. Hablo de la cubierta…

La cosa es que, tras el contratiempo de semana Santa, y a mediados del mes de mayo empezamos con el enmasillado. Resina epoxy mezclada con microbalones y polvo de sílice. Hacemos de poco a poco, 150 grms; 250…400 grms. y vamos tapando las deformaciones de las chapas por el efecto del calor de la soldadura…

Empezamos por las cuatro bases de las escotillas, aquí nos recreamos y veo pasar los días sin un avance claro… primer error…

Segundo error, en plena faena sobre el doghouse, se me ocurre que puede quedar “muy chulo” que las placas solares que van sobre el doghouse, vayan encastradas… esto supone hacerles una base decente, sin bollos y equilibrada. Pegar una chapa de un grosor semejante al de las placas, que son de 2mm aproximadamente, pegarla pero llena de desmoldaste, para que no se peque la resina con la que vamos a rodearla… y se nos acaba el desmoldaste… así que recurro al viejo truco de usar cera natural para muebles. Pues resulta que aun existe la que viene en una lata redonda llamada Alex y que huele a infancia… al menos la mía, con mi madre y mi abuela dando cera, puliendo cera…

Ya tengo una capa de resina que no había calculado… crece y crece a base de milímetros… al final, la cama de las placas, perfectas… ahora hay que ajustar las medidas y espesores a todo lo demás… En definitiva, el trabajo del doghouse  ha sido faraónico.

La estructura, llena de tubos, asideros, soportes y demás postizos no llega la calificativo de faraónico… aquí nos podemos quedar con un jodidamente meticuloso…

Y he hablado de errores, porque estoy viendo que, de nuevo, todo está interrelacionado. Tienes que ir avanzando con mucho tiento para no acabar queriendo encontrar mazacotes de masilla allí dónde no debería de haber… Y entretenerse en finiquitar un detalle isla, sin pretender que una mano puesta sobre lo terminado porque has perdido el equilibrio, o un goteron de masilla cayendo en una zona que no ves, acaba dándote un billete al retoque con la lija.

Para daros una idea, el aspecto de la masilla es como si fuera yeso, pero duro como un cuerno… a esto hay que decir, que se trata se corregir defectos de la chapa, con lo que se ha de lijar con un taco de madera con lija pegada o grapada. Primero lija de grano 40, luego otra de grano 80… se pinta con Primer, de nuevo, y con el color gris se ven mejor las deformaciones. Luego se pasa de nuevo la lija y las zonas altas regresan al blanco y las profundas, dónde no toca la lija, mantiene el gris del Primer. Y vuelta a empezar, así todo el barco… así llevamos dos meses, cada día. Así se consigue que la zona lijada esté a la misma altura.

Mientras, hay que decidirse por las placas, una cama a medida obliga. Esto requiere equilibrar y ajustar los cálculos de consumo eléctrico. Además, hay que ir pensando en la pintura de cubierta… pero esto merece una entrada aparte, por lo increíble de la búsqueda…

Por otra parte, el primo de Elena en Congosto -en pleno Bierzo-, Clemente, está dando forma al congelador de inox, que le hemos pedido que fabrique… todas las medidas supercalculadas… hasta que nos damos cuenta de que no hemos dado el “clareo” de la junta de la tapa… solución de improvisación, porque ya está terminado…

Y como no puede ser de otra manera, el calor que soportamos en la cubierta, a partir de las 13h es de +13ºC que en el suelo donde descansa el Nerea. Y dentro… estamos a unos +4-5ºC que en la calle.

Pero no acaba ahí la cosa térmica. En la banda de Estribor, hay +4ºC que en Babor. Ya que el sol atiza si piedad en esa banda. Así que con este panorama, decidimos adelantar la hora de inicio de la jornada a las 5 de la madrugada. Y así a las 13:00 lo dejamos hasta el día siguiente…


 

No están habilitados los comentarios, si desea ponerse en contacto conmigo lo puede hacer en el siguiente correo electrónico:

veleronerea@gmail.com

enmasillado de los cordones de soldaduras

enmasillado de los cordones de soldaduras

enmasillado de los cordones de soldaduras

primer enmasillado del doghouse

primer enmasillado del doghouse

primer enmasillado del doghouse

enmasillado de los arrianos de los cadenotes

enmasillado de la base del soporte del carro del autovirante

vista de la regala y balcon de popa enmasillado

temperatura en cubierta a finales de mayo. 36ºC

temperatura a finales de mayo en la quilla, unos 6 minutos antes que la foto anterior

preparación de la cama de las placas solares. Con peso para mantener la chapa en su sitio

detalle de la placa que hace la cama del panel solar

el aspecto de camuflaje es debido a las capas de masilla y Primer puesto y lijado. En esta foto, es la lijada después de la tercera enmasillada. Sólo queda tapar los poros e imprimar

los retoques se dan con masilla azul, mas fina que la de relleno y con más facilidad para el lijado.